Space music

Space music

El término “space music” ha evolucionado y cambiado desde que fue utilizado por primera vez hace medio siglo. Aunque existe un acuerdo generalizado entre los programadores de radio de música espacial, críticos musicales, autores y editores sobre el sonido y los usos de este tipo de música, no ocurre lo mismo a la hora de definir el término y cómo encuadrarla dentro de los diferentes géneros musicales.
Algunos la relacionan con la música ambient, aunque ambos términos acaben siendo un poco ambiguos. Otros afirman que la “space music” es un subgénero de la new age (independiente de la música ambient) y no los usan indistintamente.
Stephen Hill, co-fundador de “Music from the Hearts of Space” (cadena de emisoras de radio en Estados Unidos dedicada a programar estos estilos musicales en la Radio Pública Nacional americana y vía satélite), la describe como “música contemplativa, a grandes rasgos”. Él afirma que “el género abarca estilos históricos, étnicos y contemporáneos”, y que combina elementos de diversas culturas y géneros, mezclados con variedad de música ambiental acústica y electrónica, “dentro de una secuencia única unificada por el sonido, la emoción y la imaginería espacial.”
Robert Rich considera la space music una combinación de las influencias de la música electrónica de los ’70 con la música del mundo y los “métodos modernos de composición”.
Diferentes portales musicales de Internet la clasifican como un subgénero de la new age y, en concreto, el portal Rhapsody dice: “aunque no existe el sonido en el vacío del espacio, muchos compositores de New Age han buscado aquí su fuente de inspiración, creando una noción abstracta de los sonidos de la música interestelar. La Música Espacial no sólo indica un tipo de composición, sino también una cierta conciencia cósmica. Artistas como el multi-instrumentista británico Phil Thornton o el pionero de la música espacial Michael Stearns tratan de evocar paz y unidad con sus ambientes espaciales, creando composiciones que son tranquilas, hipnóticas y conmovedoras”.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*