Sine Modus Operandi

Sine Modus Operandi

En junio de 2014 Slumdar me hace una proposición (decente): “¿qué te parece si nos divertimos? Yo te mando un tema comentado y tú me lo contestas según lo que ese tema te sugiera con otro tema. Y así ad infinitum. Y de aquí podremos sacar un programa entre los dos.” Y la propuesta me pareció muy interesante. Sobre todo porque me consta que Mr. Slumdar es de esos que tienen los zapatos polvorientos de patear senderos musicales de todo pelaje y condición. Porque los prejuicios no le arredran y porque estaba convencido de que me iba a sorprender y que iba a aprender más en “este juego” de lo que me podía imaginar. Y además, para qué negarlo, me lo iba a pasar en grande con el experimento. Este es el inicio del experimento. Un inicio completamente ignoto que surge de su propuesta de hacer «un programa» sin premeditación; con la única premisa de ir concatenando temas y a ver qué pasa. Yo arranco con uno y tú tiras por donde veas, según lo que ese tema te sugiera. Y así sucesivamente. Sin fecha ni modus operandi. De este modo nuestras experiencias irán interactuando para entretejer un espacio sonoro, cuando menos ecléctico, sorprendente y, desde luego, enriquecedor....