Girón

 
 

Siempre he utilizado la definición de Electrónica Clásica porque casi todo el mundo, al escuchar la palabra Electrónica, piensa en un DJ… Y no. Antes de éstos habitaron (y por suerte aún lo hacen) los auténticos creadores de tan revolucionarios sonidos.
España siempre fue un país pobre en este género. Pobre en cantidad y en conocimiento. Pero habelos ainos y este proyecto tras el cual encontramos a Tomás Fernández Girón es una prueba de ello.

Sonidos analógicos para estructuras de la Escuela de Berlín y semejantes. ¡Caerás hipnotizado!

©2015 Manuel Lemos Muradás

http://giron.bandcamp.com/

-Antes de entrar en profundidad en tu música situémonos: ¿Por qué el nombre artístico de Girón?

-Decidí elegir Girón porque es mi segundo apellido, el heredado por parte de mi madre, y me gustaba mucho, por otro lado como palabra me da la sensación de mas alla de un giro, una vuelta más, ya que parte fundamental de mi música son las secuencias que giran y van evolucionando poco a poco de forma hipnótica sugiriendo un trance que da lugar a soñar con la imaginación.


-Aunque esta entrevista va a girar sobre tu recién nuevo disco, quisiera que tú mismo nos hablases del anterior, Forest.

Forest fue muy importante para mi porque fue mi primer disco en solitario. Además de componerlo y crearlo, también me encargué de la grabación y mezcla, fue un reto para mí mismo del cual me siento muy orgulloso. Hice una tirada muy limitada de 100 copias que volaron en cuatro meses y que me permitió conocer un poco más el mundo de la música planeadora, ambient y berlin school…
También toco el bajo y colaboro con diferentes artistas de todo tipo de música y me apetecía emprender un proyecto más tranquilo y soñador, buscando otro tipo de sonido que con una banda de rock convencional no se puede lograr.


Forest, Stones… Títulos que pueden engañar mucho… Quizás son muy New Age, todo lo contrario de la música que podemos encontrar en ellos… ¿Por qué estos títulos?

Forest lo elegí como título del primer disco porque la música me sugería eso: un bosque húmedo y árboles grandes y frondosos con muchas ramas que cada una te lleva a un lugar o
a una sensación diferente…
Stones lo elegí porque me parece un disco más robusto, más secuencial, pero a la vez más primario. Las fotos del disco son de La Calzada de los Gigantes en Irlanda (realizadas por Marta Fernández Ibañez). Es un lugar lleno de magia y que también invita a soñar y dejar fluir la mente…

 


Inside the Forest


 


-En Stones hay dos temas (Giants Causeway y Live at Hackforgood 2015) que son una auténtica demostración de lo que es la construcción de un tema bien desarrollado, con una evolución de sonidos fantástica, tanto en los sonidos más ambientales como en los más secuenciales. ¿Cómo fue su creación?

-En el caso de Giants Causeway se trata de improvisación en directo en el estudio. Estuve unos días creando las secuencias y tratando de hilvanarlas con unos ambientes y, cuando ya lo tenía medianamente preparado, me grabé diferentes improvisaciones y las escuché hasta que elegí la que más me gustó.
Live at Hackforgood 2015 es un extracto de una improvisación del concierto que dí en abril de 2015 en la Universidad Politécnica de Madrid, en un encuentro de hackers que hacen todos los años y que ya tuve el placer de tocar allí en 2014.


-Tus sonidos son analógicos (me alegro) consiguiendo esa profundidad y calidez que no tienen los sintetizadores digitales. ¿Es una necesidad en tu música?

-Más que una necesidad es una cuestión de preferencias. Es cierto que, en mi opinión, los sintetizadores analógicos dan una calidez y una sensación mucho más orgánica. Yo prefiero los sonidos analógicos porque creo que me transmiten mucho más y los noto mucho más presentes en la mezcla, además de sentirme mucho más a gusto editándolos y manejándolos porque, por lo general, suelen tener un control por cada función y no hay que estar navegando por menús en una pantalla pequeña. Ya te digo que al final es una cuestión de gustos… Pero también ha habido grandes sintetizadores digitales y de wavetables que han sido usados, incluso diseñados, por bandas clásicas como Tangerine Dream y el desarrollo de los ppg wave… Depende del carácter que le quieras dar a la música; en el ambient es bastante común el uso de sintetizadores digitales y existen sintetizadores digitales que son realmente únicos, como el Hartmann Neuron o el Ensoniq Fizmo…


-Has contado con la colaboración de Vako en dos temas del disco. En el corte 3 (Aerolites) aporta la guitarra. ¿Buscabas un sonido más Krautrock?

-La verdad es que para mí ha sido un lujo contar con la colaboración de Vako, es un gran guitarrista y tiene muy buen gusto a la hora de tocar la guitarra en este tipo de música.
En Aerolites le da un toque muy orgánico y más terrenal, sin embargo en Quartz se ha dejado llevar más dándole un punto más espacial.

 


Aerolites (feat. Vako)


 


-En Quartz sin embargo Vako se ocupa de otros instrumentos. Cuéntanos.

-En Quartz Vako se encargó de grabar la intro del tema con un Weisenborn tocado con slide y le da un punto acústico que me gusta mucho. En el resto del tema uso un ebow con su guitarra eléctrica. El sonido de la guitarra con ebow se puede asemejar a un instrumento de cuerda frotada, pero él lo usa con notas muy muy largas, dando una sensación más espacial y ambiental.


-¿Qué música escuchas?

-Escucho todo tipo de música y con muchísima variedad: punk, rock, hardcore, electrónica, ambient, Berlin School, industrial, experimental, world music, rock progresivo, folk, clásica…
Quizá lo que más me guste sean bandas de los 60 y 70. Me gusta muchísimo la escena Canterbury (Gong, Soft Machine, Hatfield and the North, Henry Cow, Caravan…), la escena Krautrock (Can, Ash Ra Temple, Cluster, Harmonia…) y por supuesto la Berlin School (Klaus Schulze, Bernd Kistenmacher, Tangerine Dream, Cosmic Jockers…).


-Cuando uno lee un reportaje sobre un grupo en los, por ejemplo, años 80 y sus ventas de discos donde se habla de cientos de miles de copias… Parece historia… Porque ahora vender, lo que se dice vender, parece un sueño… Tú has apostado por el CD (no CDR) ¿Crees aún en este u otro formato físico o piensas que el presente son las descargas?

-Yo soy partidario del formato físico. Me gusta esa especie de ritual de sentarte a escuchar la música y abrir el libreto y ver qué instrumentos han usado, etc. El vinilo ahora mismo está volviendo a estar en auge y el CD se sigue vendiendo, no tanto como hace unos años, pero se sigue vendiendo. En realidad decidí hacer una tirada física porque a mí me gusta tenerlo de forma física.
El tema de las descargas lo veo como más impersonal pero, como todo, es cuestión de gustos.

 


From Outer Space


 


-¿Un músico que crea electrónica clásica en qué se inspira a la hora de componer?

-Pues principalmente yo me suelo inspirar en sensaciones, en la naturaleza, en fantasías. Por ejemplo, en las melodías me gusta que sean psicodélicas, como si fuesen a llegar los extraterrestres en cualquier momento. [Risas]  
De Stones me encanta el primer corte (From Outer Space). Me sugiere una película de ciencia-ficción de los 60s o 70s tipo Forbidden Planet.


-Un deseo sería…

-Que aprendamos a respetarnos y a valorar el arte y la cultura.