Girón

Girón

Girón     Siempre he utilizado la definición de Electrónica Clásica porque casi todo el mundo, al escuchar la palabra Electrónica, piensa en un DJ… Y no. Antes de éstos habitaron (y por suerte aún lo hacen) los auténticos creadores de tan revolucionarios sonidos. España siempre fue un país pobre en este género. Pobre en cantidad y en conocimiento. Pero habelos ainos y este proyecto tras el cual encontramos a Tomás Fernández Girón es una prueba de ello. Sonidos analógicos para estructuras de la Escuela de Berlín y semejantes. ¡Caerás hipnotizado! ©2015 Manuel Lemos Muradás http://giron.bandcamp.com/ -Antes de entrar en profundidad en tu música situémonos: ¿Por qué el nombre artístico de Girón? -Decidí elegir Girón porque es mi segundo apellido, el heredado por parte de mi madre, y me gustaba mucho, por otro lado como palabra me da la sensación de mas alla de un giro, una vuelta más, ya que parte fundamental de mi música son las secuencias que giran y van evolucionando poco a poco de forma hipnótica sugiriendo un trance que da lugar a soñar con la imaginación. -Aunque esta entrevista va a girar sobre tu recién nuevo disco, quisiera que tú mismo nos hablases del anterior, Forest. –Forest fue muy importante para mi porque fue mi primer disco en solitario. Además de componerlo y crearlo, también me encargué de la grabación y mezcla, fue un reto para mí mismo del cual me siento muy orgulloso. Hice una tirada muy limitada de 100 copias que volaron en cuatro meses y que me permitió conocer un poco más el mundo de la música planeadora, ambient y berlin...
Víctor Estrada

Víctor Estrada

Víctor Estrada     El Theremín es un instrumento muy desconocido para el gran público, aunque date de principios de 1900 y sea utilizado en multitud de grabaciones. Aquí, en España, su mayor representante es Víctor Estrada, y termina de publicar su nuevo disco, International Space Music (escucha una muestra en nuestro sampler 15), lleno de paletas de ciencia ficción de los años 50. Una obra inteligente y divertida. ¡Explórala! ©2014 Manuel Lemos Muradás http://www.victorestrada.com/ —Antes de nada, me llama la atención que tu tercer disco en solitario termina de publicarse más de diez años después del segundo. ¿Por qué tanto tiempo? —Este trabajo, en un 90%, ya estaba compuesto y grabado en el año 2004. Para varios de sus temas había escrito partes de theremin pero no conocía nadie que lo tocara ni quería meter uno virtual, así que decidí comprar uno y aprender a tocarlo para grabarlo yo. Descubrí, por sorpresa, que tocar ese instrumento no era nada fácil, así que con las clases de theremin y su práctica me tiré mucho tiempo hasta conseguir un nivel digno de interpretación. Mientras tanto empecé a estar muy ocupado con otras producciones como arreglista, intérprete y técnico, algunas giras de conciertos también, y eso empezó ha desplazar mi tercer trabajo año tras año. Ya para rematar tuve una serie de problemas personales que ya me quitaron las ganas de sacar ningún nuevo trabajo durante largo tiempo. De todas formas estoy muy contento de haberlo editado en el 2014 ya que he conseguido exactamente el sonido y el tipo producción que tenía en mente, y la oportunidad de grabar unos...
Roedelius

Roedelius

Roedelius Hans-Joachim Roedelius, ¡casi nada! Estamos hablando del abuelo de la música electrónica (tiene casi 73 años). Un alemán (que vive en Austria) que tras una dura infancia es un símbolo y un pionero de esos sonidos que algunos alemanes locos inventaron en los 60. Es lo mismo que Kluster, Cluster, Harmonia y ha colaborado con Brian Eno, Alquimia, Tim Story… Es, sobre todo, un hombre de mentalidad abierta y no encaramado a un pedestal. Gracias, Roedelius por haber nacido. ©2007 Manuel Lemos Muradás roedelius.com —Una de las cosas más sorprendentes es que a tus 70 años todavía compongas música. ¿Seguirás siendo un músico hasta el final? —El 26 de octubre de 2007 cumpliré 73 años y seguiré siendo compositor / músico / escritor / poeta / productor / director de festivales y Presidente Honorífico del Festival de Jazz “Moving Cultures” en Albania, del cual lo soy en estos momentos, hasta que tenga que dejar este cuerpo que se me ha dado para ser Roedelius, a menos que aparezcan circunstancias que no me permitan continuar este camino.   ‘Aber iwo doch’ (Hidden Treasures, Vol.4) Your browser does not support the audio element.   —Has nacido en Alemania pero vives en Austria. Durante tu infancia has sido actor en algunas películas de la mítica UFA Productions alemana. ¿Qué recuerdas de aquellos años? —Lo suficiente para ser capaz de decir que hasta que empezó la Segunda Guerra Mundial en 1939 estuve viviendo bajo el gran amparo de mis familiares con muchas situaciones interesantes y cambios como los que has mencionado siendo actor en muchas películas de UFA, pero entonces, cuando empezaron...
Mike Oldfield

Mike Oldfield

Mike Oldfield Se cumplen 25 años de la publicación de un disco que ha marcado muchas cosas: la carrera de un hombre, el arranque de una compañía discográfica y hasta una forma de entender la música. Cuando Mike Oldfield grabó en 1973 su famoso “Tubular Bells”, sin saberlo estaba a punto de originar un mito. Con más de 40 millones de copias vendidas (de las cuales 16 millones se corresponden a este primer trabajo), su música ha influido de una manera especial en incontables seguidores en todo el mundo. ©1998 Javier Bedoya. Artículo publicado en agosto de 1998 en el nº 15 de la revista World 1 Music. mikeoldfieldofficial.com Pero antes de que nada de esto sucediera, Michael Gordon Oldfield (Reading, Inglaterra, 15-05-1953) no parecía llevar una vida demasiado diferente de la de otros chicos de su edad. Su primer encuentro con una guitarra se produciría a los 10 años, cuando su padre le llevó una Eko. Desde entonces se entusiasmaría con su nuevo instrumento hasta conseguir un año después una guitarra eléctrica Futura II para comenzar a tocar en pequeños clubes de folk junto a su hermana Sally, con la que llegaría a grabar dos singles y un álbum (‘Children of the Sun’), aunque esta forma de hacer música no llegó a satisfacerle demasiado y decidió buscar nuevos horizontes. En 1968 formó parte del grupo también folk Barefoot, junto con su hermano Terry, sin demasiado éxito, para seis meses más tarde unirse a la banda de Kevin Ayers, Whole World Band, para tocar el bajo y la guitarra y conocer de paso a David Bedford, que se encargaba...