La Semana Santa invita a la reflexión e introspección y es una época especial para escuchar un tipo de música también especial.
Coincidiendo con este momento del año, intentamos hacer programas llenos de música oscura, densa, ominosa, turbia, serena… O no.

Es una música que yo identifico como “de bajada a los abismos”, una selección de mis temas favoritos para una “escucha profunda”.